martes, 20 de octubre de 2015

ADAPTAR EL BAÑO

El baño es, sin lugar a dudas, uno de los lugares de primera necesidad en nuestro hogar.
Por ello, debe adaptarse en casos de movilidad reducida por fracturas, deterioro físico, artrosis, artritis, discapacidades... para facilitar sus funciones y además evitar accidentes por una mala adecuación.
Desde un pasamanos, eliminación de escalones, inodoros o grifos automáticos... Conviene que sea un especialista quien analice las barreras de nuestro cuarto de baño y lo adapte a nosotros, sin suponer un trastorno de utilidad para el resto de familiares, algo que no terminan de cumplir todos los productos del mercado.

Adaptando correctamente nuestro baño se beneficiará toda la familia, especialmente las personas con discapacidades, enfermedades degenerativas y la tercera edad.
Además, los cuidadores o asistentes verán facilitado su trabajo, pudiendo ocuparse de otros cuidados que mejorarán la calidad de vida de ambos.
Geribath ofrece una mayor sensibilidad y presta mejores cuidados y servicios dentro del W.C., donde la intimidad y la comodidad es lo más importante.
El diseño de un baño no se limita al uso de tecnologías avanzadas; hay ciertas medidas características de los artefactos a respetar:
- El inodoro, con las medidas adecuadas e instalado en una altura y posición que no suponga ningún obstáculo.
- El lavabo: con grifos accesibles, también con las medidas y colocación idóneas.
- La ducha: preferiblemente con asiento rebatible y una zona seca, y en caso de ser necesario, adecuada al uso con silla de ruedas. El producto estrella de Geribath es precisamente su sistema integral de ducha especial para discapacitados y tercera edad, un sistema válido para todos pero diseñado específicamente para éstas personas. Además, no necesitaremos quitar ni poner baldosas ni azulejos ya que el sistema se adapta a nuestro baño tanto funcional como estéticamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario